Tecnología para los negocios - La tecnología de las Smart Cities: servicios que generan modelos de negocio

La tecnología de las Smart Cities: servicios que generan modelos de negocio

Las pymes tecnológicas y los emprendedores cuentan con un espacio de mercado emergente gracias al concepto de Smart City. Solo un grupo reducido de ciudades mundiales cuentan a día de hoy con tecnologías que fomenten la movilidad, la comunicación, la eficiencia energética o la interacción ciudadana.

Las grandes ciudades del mundo tienen cada vez más necesidades para soportar el alto volumen de habitantes. Se estima que en el año 2050 un 66% de la población mundial vivirá en centros urbanos, con lo cual la exigencia para las ciudades irá en crecimiento año a año.

El papel de la tecnología tendrá un papel fundamental para canalizar la vida de las ciudades del presente y el futuro, un hecho que permitirá también la generación de oportunidades de negocio que respondan a todas las necesidades.

Fuente: Machina Research Smart City Playbook highlights

Buenas prácticas en las Smart Cities

Recientemente, Nokia publicó un estudio sobre las Smart Cities en el que se pueden apreciar las principales prácticas recomendables para que una ciudad sea realmente ‘inteligente’ y favorezca su dinamismo diario. Todas las prácticas tienen asociadas soluciones tecnológicas que se harán cada vez más imprescindibles y que, a día de hoy, todavía se aplican en pocos núcleos urbanos en todo el mundo

En el caso de España, solo Barcelona es considerada Smart City, y se une a otras cuatro ciudades de Europa (París, Viena, Berlín, Bristol) para completar un grupo muy pequeño de ciudades inteligentes. En total, el estudio lista un total de 22 ciudades a nivel mundial que han avanzado en aspectos propios de las Smart Cities.

Para todas ellas hay tres conceptos esenciales en los que las ciudades deben contar con puntuación positiva:

  • Inteligentes, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos, ofreciendo innovación para el bienestar y el desarrollo económico y haciendo de las ciudades un lugar atractivo para vivir.
  • Seguras, ayudando mediante la tecnología a minimizar aspectos como los accidentes, la criminalidad, la polución ambiental o los desastres naturales.
  • Sostenibles, poniendo la tecnología al servicio del medio ambiente, reduciendo el impacto medioambiental de la acción humana en la ciudad.

En este punto es importante conocer qué retos tienen por delante las ciudades mundiales para convertirse en espacios ‘inteligentes’ y qué soluciones tecnológicas van intrínsecamente unidas. La alta demanda tecnológica de las urbes es una oportunidad para muchas pymes, que tienen ante sí el reto de crear ideas de negocio que casen con las ciudades del futuro.

Fuente: Nokia, Smart City

¿Cuáles son, entonces, los retos tecnológicos de las ciudades de hoy y mañana? ¿Qué prácticas deben implementarse? Analicemos las más destacables.

Definir la ciudad desde una visión realista

Ante el reto de avanzar hacia la ciudad inteligente, cada urbe debe tener muy presentes sus particularidades para así encontrar las soluciones pertinentes. Es importante evitar compararse con otros modelos de ciudad inteligente dado que quizás no cuentan con las mismas demandas.

Crear una red de infraestructuras gestionable

Las ciudades deben dar con una infraestructura de banda ancha o con una estrategia de Internet de las Cosas adecuada, manejable y segura. Una vez consolidada será posible avanzar hacia procesos más complejos y soluciones complementarias, pero debe partirse de una base controlable.

Una política de datos abierta y transparente

Los datos circulan por millones a lo largo de un día en las grandes ciudades. Uno de los grandes retos de la administración es ofrecer datos públicos y abiertos al ciudadano, algo que puede resolver problemas diarios y generar también nuevas oportunidades de negocio. Para ello es necesaria una política de datos clara y renovada, tanto si se trata de datos abiertos como de pago.

Implementar soluciones inteligentes en las principales áreas de servicio al ciudadano

Los habitantes de una ciudad requieren mecanismos rápidos y ágiles para realizar cualquier trámite relacionado con sus necesidades básicas como pueden ser la salud, la movilidad, la seguridad o la energía. Es clave contar con soluciones tecnológicas y aplicaciones que cubran este tipo de necesidades.

Incorporar innovaciones inteligentes de intercambio de datos

Nos referimos por ejemplo a crear plataformas horizontales que permitan el intercambio de datos de todo el sistema de movilidad de una ciudad (coches, autobuses, trenes…), de forma que los ciudadanos puedan consultar el estado general desde una sola aplicación con su propio dispositivo.

Potenciar la cultura colaborativa

Las ciudades inteligentes deben ser un motor de colaboración entre administración, ciudadanos y empresas. De esta forma, todos los proveedores que intervienen en proyectos para la ciudad (tecnología, servicios, aplicaciones, etc.) deben trabajar hacia un modelo colaborativo abierto en el que los datos y las ideas estén lo más democratizados posible. En este punto encontramos iniciativas como los ‘laboratorios de la ciudad’ o los concursos para desarrolladores o emprendedores.

Una ciudad para el ciudadano

Toda la innovación que implementemos a una ciudad inteligente debe pensarse para que el ciudadano sea el principal actor. Es por ello que todos los proyectos deben ser participativos, sociales y con cabida para todo el mundo. En este terreno es importante la accesibilidad digital, la democratización de las redes, la participación en proyectos para la ciudad o las consultas ciudadanas.

Creación de plataformas sociales

La ciudad debe utilizar la tecnología para crear espacios comunitarios en la red en los que los usuarios puedan relacionarse con la administración, con otros ciudadanos o con empresas.

Tecnologías y modelos de negocio para las Smart Cities

Toda buena práctica o acción que una ciudad debe realizar para acercarse al concepto de Smart City lleva tras de sí una solución tecnológica. El proceso de transformación de muchas ciudades a nivel mundial comportará también la generación de modelos de negocio, ideas nuevas y tecnologías mejoradas. Todo repercutirá en el nacimiento y consolidación de pymes tecnológicas, la generación de empleo o la formación de perfiles profesionales especializados muy demandados.

Veamos algunos de los modelos de negocio más destacados:

  • Soluciones tecnológicas con la conectividad como base y aplicadas a sectores como el transporte y las comunicaciones. Algunas tecnologías relacionadas son la conexión de banda ancha fija y móvil, el acceso público a Wifi o las LPWA (Low Power Wide Area Network). Otras tecnologías como la Long-Term Evolution (LTE) también permitirán avanzar en la conectividad y el Internet de las Cosas, a menor coste y con gran potencial para comunicar dispositivos
  • Nuevas soluciones de gestión y almacenamiento de datos en las ciudades, donde encontramos tecnologías avanzadas de Cloud Computing o Machine Learning, un método avanzado de análisis de datos mediante algoritmos.
  • Modelos de open data para los diferentes servicios públicos.
  • Ecosistemas de innovación abierta en los denominados Living Labs, centros para la investigación en los que intervienen el sector privado, público y los ciudadanos con procesos colaborativos. La tecnología permite la experimentación y generación de ideas para aplicar a la ciudad inteligente.
  • Tecnologías que permitan un uso permanente de los teléfonos inteligentes para gestionar aspectos relacionados con su día a día en la ciudad.
  • Modelos de negocio basados en tecnologías PaaS (Platform-as-a-Service) y SaaS (Software-as-a-Service).
  • Desarrollo de software de código abierto y APIs abiertas para aplicaciones y soluciones en dispositivos relacionados con la Smart City.

Barcelona, ejemplo de Smart City en España

El paradigma español de Smart City hasta la fecha, como ciudad ‘inteligente’, ‘segura’ y ‘sostenible’ es Barcelona. La capital catalana inició su estrategia en 2011, y ha regenerado el llamado Distrito 22@ para convertirlo en un espacio de la innovación donde se concentran las principales empresas tecnológicas de la ciudad.

También durante los últimos años ha desarrollado prácticas participativas, como la votación por parte de los ciudadanos sobre la reconstrucción de varias vías de la ciudad. Además, el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha más de 100 proyectos para mejorar la eficiencia de los servicios públicos, preservar el medio ambiente o fomentar el desarrollo económico.

Barcelona lleva años trabajando para garantizar los datos móviles abiertos, y también están en marcha o ya implementados:

  • Sistemas de recolección inteligente de residuos, con contenedores sensorizados
  • Iluminación inteligente
  • Sistemas de monitorización de la energía en busca de la eficiencia energética de los edificios
  • Soluciones de movilidad inteligente, gestión del tráfico, aparcamiento inteligente
  • Puntos de información ciudadana inteligentes
  • Monitorización ambiental mediante sensores
  • Monitorización del agua de las fuentes públicas
  • Aplicaciones abiertas de datos para el ciudadano

Con mucho camino por recorrer en España, Europa y todo el mundo, las Smart Cities generan ya un volumen de negocio creciente que llama a la puerta de pymes que pueden encontrar su nicho de mercado gracias a soluciones tecnológicas cada vez más necesarias. Esa oportunidad también necesitará un apoyo suficiente de los organismos públicos que apoyen a las empresas tecnológicas en el desarrollo de sus proyectos.


TENDENCIAS RELACIONADAS


¿ERES UN PROVEEDOR DE SOLUCIONES TIC
Y QUIERES APARECER EN ESTE PORTAL?


¿ERES UNA EMPRESA Y NO ENCUENTRAS LO
QUE ESTÁS BUSCANDO?


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe, cada dos semanas, todas las novedades sobre las tecnologías de la información para empresas.

PATROCINADORES

COLABORADORES