Tecnología para los negocios - Macrotendencias: cómo influyen las tecnologías de la información en los negocios

Macrotendencias: cómo influyen las tecnologías de la información en los negocios

Los próximos años avanzaremos hacia una sociedad todavía más conectada a la red en muchas facetas de su vida personal y profesional. Los negocios del presente y del futuro deben conocer las macrotendencias sociales y de los sectores productivos para absorber las necesidades de las generaciones venideras. Entre los factores esenciales que marcarán el futuro está la tecnología de la información.

Las empresas, negocios e iniciativas deben adaptarse continuamente al mundo y la sociedad en la que se desarrollan, y muy especialmente a los nuevos tipos de clientes, sus necesidades y su comportamiento como consumidor

Analizar las macrotendencias nos puede ayudar a definir hacia dónde deben dirigirse las empresas en términos de innovación para desarrollar proyectos atractivos para el público en los próximos años.

Así, solo si realizamos un profundo análisis de la sociedad en base a su comportamiento y tendencias actuales, podremos intuir los cambios que se le presumen para los próximos años, y por tanto, podremos dar con el tipo de negocios que con mayor posibilidad de éxito.

Entre los factores esenciales que marcarán el futuro está la tecnología, cuyo avance continuará y determinará en gran parte el comportamiento del consumidor y, por lo tanto, el camino que deben tomar las empresas para adaptarse a las nuevas necesidades, gustos o comportamiento de los clientes.

Una sociedad conectada

Como ha ocurrido en los últimos años, nos encontramos en una época en la que la conectividad y el acceso a la información se han convertido en determinantes. En prácticamente todas las acciones de nuestra vida diaria, la tecnología, en general, y el acceso a internet, en particular, están presentes de forma permanente.

En 2013, la penetración de internet a nivel mundial era del 39% y la estimación para 2016 es que llegue al 46% en tan solo 3 años. En el caso particular de España era del 71% con una previsión para 2016 de alcanzar el 82%. Hay previsiones para 2030 que indican una penetración mundial del 53%, superando el 95% en Europa y Norteamérica.

Continentes como África o Asia, actualmente con los índices más bajos, vivirán el gran crecimiento en los próximos años. Se trata de un primer dato muy importante para conocer la alta penetración de mercado que tendrán las empresas para llegar a nuevos públicos y mejorar su presencia en el actual.

Penetración Global de Internet en 2030

Concretamente, la conexión a través de dispositivos móviles seguirá en crecimiento y tomando más cuota y relevancia, con el Smartphone como el gran aliado de la conectividad a nivel mundial.

Crecimiento del comercio electrónico

Según un estudio realizado por eMarketer, las ventas de comercio electrónico seguirán en crecimiento y alcanzarán los 28 billones de dólares en 2019. El gran líder en la venta online es Estados Unidos, y España cuenta con datos como el de 2015, en el que un 66% de la población realizó por lo menos una compra en algún marketplace.

Participación en comercio electrónico minorista por región, eMarketer

Top 10 países por volumen de negocio en e-commerce

  1. Estados Unidos
  2. China
  3. Reino Unido
  4. Japón
  5. Alemania
  6. Francia
  7. Australia
  8. Canadá
  9. Rusia
  10. Corea del Sur

Pese a que el crecimiento de la compra online ha sido importante en los últimos años, las cifras indican que todavía queda mucho margen por recorrer. Un buen ejemplo son los datos de las compras online en Estados Unidos a través de dispositivos móviles, que en 2014 eran del 1.6% del total de las ventas al por menor.

Las previsiones indican que se pase de los 16 millones a los 70 entre 2014 y 2019. Por el momento, el ordenador se mantiene como líder del comercio electrónico, pero las grandes compañías como Amazon, Google, Apple, Facebook o Microsoft seguirán apostando por facilitar la compra por móvil al mercado mundial.

¿Hacia qué tipo de consumidor nos dirigimos?

El consumidor es el eje central para cualquier negocio, algo que hace obligatorio conocer a la perfección a qué tipo de cliente nos dirigimos. En clave tecnológica, nos encontramos con diferentes tipos de consumidor en base a su relación con la tecnología o la conectividad.

Si pensamos en el público con un mayor grado de demanda de tecnología y negocios basados en ella, nos debemos referir a los conocidos Millenials o Generación Y. Nos encontramos ante un perfil de público joven, de 21 a 34 años, con un alto nivel de educación, con alta capacidad de iniciativa y emprendimiento, y con valores muy definidos. El 93% de ellos dispone de dispositivo móvil, el 84% utiliza las redes sociales y el 68% apuesta por la economía del compartir o el consumo colaborativo.

Se trata de uno de los públicos más buscados para cualquier negocio, muy activo y conectado de forma permanente. Para llegar a ellos, los negocios del presente y futuro deben canalizar sus necesidades a través de servicios y productos con base tecnológica, prácticos, sencillos de utilizar, creativos. Se trata de un público exigente al que le gusta informarse en internet y en las redes sociales antes de comprar, con lo cual llegar a satisfacerlos es un reto para cualquier empresa.

En un segundo nivel de presencia en la red y uso de dispositivos móviles nos encontramos a la llamada Generación X, de 35 a 49 años, que nacieron en la era analógica y posteriormente han vivido la transformación digital. El 85% utiliza internet, el 51% tiene smartphone y su tipo de consumo va a caballo entre el offline y el online.

Por último encontramos los Baby Boomers (llegados en el Baby Boom tras la Segunda Guerra Mundial), un público entre los 50 y los 64 años que ha vivido la era digital en los últimos años, y que tiene un grado de actividad en la red menor. No obstante, un 20% utiliza las redes sociales y entre el 51% y 60% utiliza internet.

Dejamos para el final los consumidores del futuro más inmediato, conocidos como Generación Z o nativos digitales, con una edad máxima actual de 20 años. Son sin duda el público potencial más interesante para las empresas con base tecnológica, dado que tienen una alta propensión al consumo, tienen una conectividad permanente y en todo tipo de plataformas y dispositivos. Si bien ahora no disponen de la independencia económica que les permita consumir al nivel de los Millenials, con su acceso al mercado laboral serán el público que más consumirá productos y servicios a través de la tecnología.

¿Hacia dónde irán los negocios?

La gran influencia de la tecnología en el conjunto de la sociedad se verá totalmente reflejada en los negocios y grandes proyectos empresariales de los próximos años. El consumidor en general, y las nuevas generaciones en particular, demandan cada vez más productos y servicios que favorezcan su conectividad, su acceso a la información de la forma más sencilla y su comodidad y bienestar a través de la tecnología.

Todo ello se traduce en tecnologías que ya crecen a gran ritmo como la realidad aumentada, los wearables (), el Internet de las Cosas, el big data, la impresión 3D, el cloud computing o la robótica, entre otros. Las empresas ya observan desde este prisma el futuro, y trabajan en la creación de productos y servicios vinculados a estas tecnologías que sacien las necesidades del mercado más activo.

Los negocios deberán centrarse en la experiencia que le ofrecen al consumidor, cada vez más exigente, más informado y con un mayor nivel de educación. La calidad de un producto ya no se medirá solo por sus materiales o sus funcionalidades, sino que todo lo que le rodea (facilidad de compra, personalización del producto o servicio, promociones, relación con la empresa, presencia en redes sociales, atención al cliente, etc.) sumará la nota que el consumidor le otorgue y también determinará las posibilidades de que repita su compra.

Si hablamos del consumidor particular, ejemplos como el Internet de las Cosas, los wearables o las aplicaciones móviles nos muestran que la evolución es adecuada. La comodidad, practicidad, conectividad, eficiencia o productividad que permiten las novedades que van llegando al mercado permiten al consumidor agilizar sus tareas del día, hacer varias tareas al mismo tiempo (multitasking) y sentir que la tecnología le acompaña y le hace todo más sencillo.

Por otro lado, las empresas también son grandes consumidoras de productos y servicios, y su apuesta por servicios como el Cloud Computing mediante el uso de software online y todo tipo de soluciones en línea para gestionar su negocio, su información, su contabilidad o sus procesos muestran que los productos y servicios que se están facilitando son presente y también futuro.


¿ERES UN PROVEEDOR DE SOLUCIONES TIC
Y QUIERES APARECER EN ESTE PORTAL?


¿ERES UNA EMPRESA Y NO ENCUENTRAS LO
QUE ESTÁS BUSCANDO?


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe, cada dos semanas, todas las novedades sobre las tecnologías de la información para empresas.

PATROCINADORES

COLABORADORES