Tecnología para los negocios - El sector del calzado y su apuesta por la Industria 4.0

El sector del calzado y su apuesta por la Industria 4.0

El sector del calzado, enmarcado dentro del gran escaparate de la moda, no se ha quedado atrás en la incorporación de la tecnología a su industria, sus fábricas y la propia creación de sus productos.

En Tecnología para los Negocios observamos la evolución de los diferentes sectores profesionales en su camino hacia la transformación digital. Además, también hemos puesto atención en el concepto de Industria 4.0 en cada sector y en las oportunidades que ofrece la innovación tecnológica en procesos como la fabricación o la distribución de productos.

Hoy ponemos el foco de atención en un sector bastante específico pero muy potente a nivel mundial como es el del calzado. Su condición de producto de moda se une a la tendencia del conjunto del sector, que en los próximos años cuenta con buenas previsiones de crecimiento en tecnología inteligente.

industria del calzado
Fuente: KK.org

Las particularidades del propio producto, y las características que el cliente exige de estas prendas, ofrecen muchas posibilidades de innovación que, gracias a la tecnología, poco a poco pymes y grandes empresas están incorporando a su día a día.

Adopción de los principales beneficios de la Industria 4.0

El sector del calzado, como la mayoría de sectores profesionales, está incorporando a sus fábricas la tecnología propia de la llamada Industria 4.0 que tantas ventajas y posibilidades ofrece:

  • Interconectividad: la llamada Smart factory tiene la capacidad de interconectar dispositivos, productos y profesionales mediante la innovación tecnológica y el software, un gran beneficio para un sector como el del calzado, que dispone de una gran variedad de productos y materiales.
  • Monitorización en tiempo real: las fábricas inteligentes también pueden monitorizar muchos de sus procesos en tiempo real, conociendo en cada momento qué producto está en cada fase.
  • Big data: la propia monitorización, junto con otros procesos de recepción de datos, ofrece a la empresa una altísima cantidad de información sobre el funcionamiento de la fábrica que se puede utilizar para mejorar procesos, detectar y corregir errores.
  • Mantenimiento predictivo: también gracias a la interconexión o el Big Data, las fábricas 4.0 disponen de mecanismos para predecir las necesidades de mantenimiento de sus plantas. Así, se reduce la intervención humana o tecnológica en el mantenimiento, totalmente optimizado gracias a la predicción, y con la reducción de costes que supone.
  • Velocidad de producción y envío: la agilización de procesos favorece, y mucho, a la capacidad de las plantas para producir y enviar más rápido. Sin duda, los tiempos de envío han vivido una auténtica revolución en los últimos años y la tecnología permite incluso predecir qué tipo de productos y en qué cantidad van a comprarse en cada momento del año.
  • Stock inteligente: otro de los beneficios de la industria 4.0 que también ha adoptado el sector del calzado es el nuevo concepto de stock. La monitorización y seguimiento también llega al stock favorecido por la predicción de la demanda. Con ello no es necesario disponer de una cantidad de productos tan elevada en reserva, algo que reduce el stock y los recursos e infraestructuras destinados a él.
  • Diversificación y personalización: por último, el conocimiento de los hábitos del consumidor mediante el Big Data ha hecho que las Smart Factories puedan fabricar lotes de productos mucho más cortos y lograr una variedad de productos mucho más elevada, cada vez personalizando más la demanda a cada consumidor.

Innovación aplicada a la fabricación de calzado

Poniendo el foco de atención en las particularidades de la Industria 4.0 en el sector del calzado, las fábricas incorporan ya en el presente tecnologías que ofrecen un valor añadido a sus productos que tendrán mucha presencia en el futuro.

Un claro ejemplo es el uso de la impresión 3D en el calzado. El smart clothing también ha llegado a los pies, y la impresión 3D ha encontrado por ahora su principal presencia en las suelas y plantillas.

El mercado del calzado deportivo ha sido el que más ha apostado desde el principio por esta tecnología, como es el caso de Nike con las zapatillas de alta competición, New Balance, que ha creado la primera zapatilla con media suela con impresión 3D, o Adidas, que para 2018 prepara un nuevo lanzamiento elaborado con la tecnología Futurecraft 4D.

Lejos del deporte, otras marcas como la española Camper o la marca de zapatos Callaghan también trabajan con la impresión 3D o la empresa Feetz, que vende zapatos fabricados mediante impresoras 3D totalmente a medida, a partir de fotos hechas con un smartphone.

Otra de las tecnologías que llega al calzado es el Internet de las Cosas, con la interconexión entre los zapatos o zapatillas con otros dispositivos. Así, no deberemos extrañarnos si nuestro smartwatch recibe datos desde nuestro calzado para conocer los pasos que hemos dado, las características de nuestra pisada o el deterioro del material de nuestro calzado que nos demanda una renovación. También, mediante una app, conoceremos la historia de nuestro modelo de zapato, la cantidad de pares que se fabricaron o cómo se distribuyeron.

En esta apuesta de la incorporación de la tecnología al calzado son importantes las alianzas que establecen las marcas con startups y empresas de base tecnológica especializadas en smart clothing.

Generación de negocio para la Industria del calzado 4.0

Al otro lado de las marcas fabricantes de calzado que han incorporado la transformación digital a sus fábricas encontramos las startups, pymes y negocios en general que se han especializado en el desarrollo de soluciones tecnológicas pensadas para las industrias del sector.

Un ejemplo claro en España es la empresa riojana Systecal, especializada en software para el calzado que ha logrado incorporar al sector soluciones innovadoras para la gestión y producción de estos productos específicos.

En clave de Industria 4.0, por ejemplo, Systecal cuenta con un ERP que permite, entre otras funcionalidades, ofrecer a la fábrica información sobre la compra de materia prima, modificar automáticamente los precios de venta, optimizar el sistema de exportación o gestionar los artículos por talla.

La apuesta del sector de la moda, y con él el del calzado, por la innovación tecnológica, ha pasado de centrar su atención en los propios materiales a darle un valor añadido al propio producto convirtiéndolo en una prenda ‘inteligente’. Ahora, también las fábricas de calzado han modificado sus rutinas para ofrecer mejores productos y servicios asociados a ellos para el consumidor.


¿ERES UN PROVEEDOR DE SOLUCIONES TIC
Y QUIERES APARECER EN ESTE PORTAL?


¿ERES UNA EMPRESA Y NO ENCUENTRAS LO
QUE ESTÁS BUSCANDO?


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe, cada dos semanas, todas las novedades sobre las tecnologías de la información para empresas.

PATROCINADORES

COLABORADORES