Tecnología para los negocios - Aplicaciones de la Realidad Virtual y Realidad Aumentada en pymes

Aplicaciones de la Realidad Virtual y Realidad Aumentada en pymes

Las pymes deben vivir la transformación digital como una gran oportunidad para crear y desarrollar sus proyectos. Una de las claves consiste en poner la tecnología al servicio de cada modelo de negocio, y aprovechar las últimas tendencias para darle un valor añadido al producto o servicio en el mercado.

En TICNegocios hemos hablado de las principales tecnologías y procesos que las pymes ya utilizan para ser empresas competitivas, y hoy queremos centrarnos en una de las que más está dando que hablar y más potencialidades tiene para los próximos años: la realidad virtual

Las aplicaciones de la realidad virtual en la industria son múltiples, y las principales firmas tecnológicas como Google, Samsung, Microsoft, Sony, HTC y Facebook han apostado fuerte por su tecnología sabedoras de su aplicación al terreno de los particulares y, sobre todo, a sus posibilidades en el terreno profesional y empresarial.

La Realidad Virtual/Aumentada crecerá en los próximos años a un ritmo exponencial. Un estudio de la consultora ABI Research afirma que la tasa de crecimiento anual de la VR será del 106% en los próximos cinco años. Se calcula que en 2020 se venderán 43 millones de dispositivos de Realidad Virtual en todo el mundo, muchos de ellos para el uso empresarial.

Fuente: Statista

Las pymes deben analizar en profundidad si puede formar parte de su negocio, con qué finalidad, con qué protagonismo y qué aportará a su producto o servicio final. Hoy en día todavía contamos con una perspectiva muy reciente de este tipo de tecnología, y es por ello que es interesante observar todo el espectro de utilidades que puede tener en las pymes del siglo XXI.

Si tenemos como referencia la popular imagen de una persona con unas gafas de Realidad Virtual que le permiten interactuar en un mundo digital paralelo con elementos que no forman parte el espacio físico real, obtendremos un punto de partida básico para conocer las posibilidades de esta tecnología en la empresa. A partir de ahí debemos conocer que, a día de hoy, existen tres dispositivos específicos de simulación de Realidad Virtual que copan prácticamente todo el mercado: PlayStation VR, Oculus Rift y HTC Vive, y aunque es de esperar que aparezcan muchos mas competidores, estos dispositivos cuentan con una ventaja competitiva enorme.

Por otro lado, también existen otro tipo de dispositivos que aprovechan el gran potencial de los smartphones modernos, y que funcionan a modo de adaptadores, y que me permiten, mediante fotografía y video esférico, disfrutar de una experiencia virtual envolvente, que, a diferencia de los headsets, es mas limitada.

Realidad Virtual y Realidad Aumentada

La tecnología de Realidad Virtual es ya muy conocida en general y se ha popularizado en los últimos años por los nuevos avances y la comercialización de modelos mas asequibles, pero es una tecnología con muchos años de recorrido.

Los avances en la miniaturización de componentes han permitido desarrollar sistemas mas cómodos, menos invasivos, con un mayor grado de realismo y sobre todo mas económicos, y la aparición de nuevos competidores hará que cada vez sean mas asequibles para el público en general.

Básicamente tanto la Realidad Virtual como la Realidad Aumentada se basan en tecnologías muy similares, la principal diferencia radica en que mientras que la Realidad Aumentada trata de engañar a nuestro cerebro para hacernos creer que estamos en una realidad distinta, la Realidad Aumentada nos muestra información adicional superpuesta al mundo “real”.

Aplicación en muchos sectores

Si observamos los principales sectores empresariales, las Realidad Virtual incrementa su presencia en todos y lo hará con más fuerza en los próximos años. Sectores como el de la ingeniería, salud, sector público, retail, videojuegos, eventos, entretenimiento o educación, entre muchos otros, son algunos de los que apuestan con más seguridad en una tecnología con una capacidad de desarrollo enorme.

Fuente: Statista.com

Formación con Realidad Virtual

Desde una perspectiva transversal a todos los sectores profesionales, la formación será uno de los grandes espacios en los que la Realidad Virtual seguirá sumando presencia. Desde pequeñas pymes hasta grandes corporaciones como la mismísima NASA, a día de hoy son ya muchas las empresas que cuentan con planes formativos de sus empleados a través de dispositivos de Realidad Virtual.

Además de ofrecer una tecnología con muchas posibilidades para transmitir conocimiento e interactuar con él, una vez realizada la inversión en cada plan formativo se reduce la partida de gastos para la formación de empleados. Todo ello, como citábamos, con un entorno mucho más atractivo y efectivo para el trabajador, que cuenta con más motivación, interactividad o conectividad.

De este modo, el empleado puede formarse en el uso de maquinaria pesada o peligrosa, o conocer los riesgos laborales de determinadas instalaciones, sin afrontar los riesgos asociados con su manejo durante el período de formación.

El citado ejemplo de la NASA, por ejemplo, ha permitido a la agencia norteamericana simular la Estación Espacio Internacional para formar a sus empleados desde la Tierra, además de avanzar en sus investigaciones.

También en el campo de la formación es interesante su aplicación al ámbito sanitario, con la recreación de simuladores de quirófanos en las que los médicos o estudiantes en prácticas pueden intervenir y aprender como si encontraran ante una situación real.

Realidad Virtual al servicio del Marketing

Las pymes buscan a diario nuevas estrategias para llegar a nuevos clientes o fidelizar a los actuales. En esta línea, dar con acciones de marketing innovadoras, creativas o virales es uno de los principales objetivos para conseguir, con un presupuesto de una pequeña o mediana empresa, una gran difusión. Afortunadamente, la era de la información y la comunicación nos ofrece herramientas con las que podemos llegar a muchos clientes potenciales con una inversión relativamente baja.

En este sentido, los departamentos de marketing cuentan con un gran aliado si apuestan por la Realidad Virtual, ¿cómo? Los llamados ‘nativos digitales’ o ‘generación Z’, compradores del presente y el futuro, basan su decisión de compra en muchos más elementos que antes. Uno de ellos es la posibilidad de probar o vivir una experiencia previa con el producto, algo que les ayudará a decantarse o no por la compra.

De esta forma, pymes y grandes empresas ya han puesto en marcha acciones de marketing que nos permiten simular la prueba de un dispositivo móvil, de un coche o una prenda de ropa mediante la Realidad Virtual. Sin duda, se trata de un valor añadido muy importante para las marcas que apuestan por ello, y con unas posibilidades de retorno de la inversión muy elevadas.

Otras aplicaciones de esta tecnología en el ámbito comercial son por ejemplo la posibilidad de enseñar o hacer demostraciones de producto incluso antes de haberlo fabricado, mediante showrooms digitales o incluso comparar diferentes productos en una misma ubicación de forma virtual. Sectores como el del mueble, la cerámica o la construcción, ya hacen uso extensivo de las posibilidades que esta herramienta puede ofrecerles.

Esto supone que, ciertos negocios van a tener que adaptarse con rapidez a esta tecnología que va a suponer un profundo cambio en la forma que realizan su proceso de comercialización y venta: Ferias de muestra, concesionarios de coche y motos, empresas de formación, etc.

Un caso interesante es el de la cadena hotelera ACCOR Hoteles, que nos permite recorrer mediante la VR sus alojamientos para sentirnos dentro y probar, antes de alojarnos, lo que nos podemos encontrar.

Pero, ¿y si las instalaciones no están construidas o mis nuevos productos están todavía en fase de diseño?. Para ello contamos con empresas como VRANVIC, pioneras en el desarrollo de soluciones VR de gran calidad gráfica que consiguen recrear estos espacios y nuevos productos de una forma tan real que permite recortar drásticamente el proceso de diseño con el consiguiente ahorro de tiempo y costes de desarrollo.

Otro ejemplo interesante en el sector turístico es el de la agencia de viajes británica Virgin Holidays, que ha instalado en sus establecimientos experiencias de Realidad Virtual para que los clientes, durante su espera para ser atendidos, puedan adentrarse en sus futuros destinos vacacionales.

Sin duda, son experiencias muy positivas que incentivan a la compra, mejoran el producto y el servicio al cliente y alargan el tiempo de conexión entre marca y consumidor.

Comunicación innovadora y deslocalizada

En artículos anteriores hemos hablado de la aplicación de las TIC para mejorar muchos aspectos de la comunicación y la movilidad en la empresa. Así, las conferencias mediante herramientas como Skype y otras herramientas de vídeollamada, son una gran oportunidad para tener una conexión más cercana con cualquier parte del mundo, sea con clientes o con compañeros de la propia empresa.

El uso de la Realidad Virtual se puede considerar un paso más allá respecto a los ejemplos citados. Con la ayuda de los dispositivos VR, además de la propia comunicación con una oficina de nuestra empresa en otra ciudad, por ejemplo, podremos añadirle elementos que una vídeollamada no puede ofrecernos.

Por ejemplo, podríamos organizar una reunión con un cliente del sector hotelero y, mediante los dispositivos, generar un entorno que simulara que todos nos encontramos en el hall de un hotel, o en la piscina.

Lo mismo podríamos hacer si organizamos una reunión con nuestros empleados en la que queremos que se sientan cómodos, tranquilos, sosegados y en un ambiente positivo. Mediante la Realidad Virtual les podremos sumergir en un entorno paradisíaco, rodeados de arena y aguas cristalinas y sonidos de la naturaleza. Sin duda, un entorno mucho más relajado que el propio de una oficina en el centro de la ruidosa ciudad y con la imagen que vemos día a día.

Un ejemplo de este uso de la Realidad Virtual en entornos de trabajo es la startup MureVR, que cuenta con un software propio que traslada a los empleados a paisajes de montañas y atardeceres inolvidables utilizando las gafas Oculus Rift.

Información interactiva en el puesto de trabajo

Una aplicación, muy relacionada con la comentada anteriormente en el campo de la formación, es la de apoyo en servicios industriales como el mantenimiento de infraestructuras o servicios, la logística, etc. proporcionando información relevante a los trabajadores en el lugar de trabajo, o incluso fuera de las instalaciones.

En este caso, la tecnología más extendida es la de la Realidad Aumentada, muy cercana a la Realidad Virtual, pero mezclando imagen real con elementos infográficos en 3D.

Podemos por ejemplo obtener los planos de un motor que debemos reparar o conocer el histórico de un envío simplemente mirando el código de barras. El dispositivo nos mostrará toda la información relevante sobre impresa en nuestro visor sin necesidad de utilizar las manos ni apartar la mirada de lo que estamos haciendo para consultar otro dispositivo.

Un claro ejemplo del uso de la Realidad Aumentada, es el grupo Thyssenkrupp, que está estudiando el uso del dispositivo de Microsoft HoloLens para el mantenimiento de ascensores. El trabajador puede acceder a información relevante de forma inalámbrica y sin necesidad de utilizar las manos para poder trabajar y consultar planos, especificaciones técnicas o incluso realizar videollamadas in situ.

Como éstas, existen muchas utilidades de la Realidad Virtual en el terreno profesional, y las pymes también deben ser generadoras de nuevos modelos de negocio como el citado basados en esta tecnología que tendrán mucho mercado en los próximos años.

Información interactiva en el puesto de trabajo

Por último no queremos dejar de mencionar las posibilidades de la Realidad Virtual en el desarrollo de producto, ya sea mediante el prototipado o la simulación de productos que ni siquiera han sido fabricados.

La Realidad Virtual nos permite simular, visualizar y probar forma virtual productos que requieren de altísimos costes de fabricación. Un ejemplo muy claro y donde ya está empezando a penetrar con fuerza es en el sector de la automoción y en el de la construcción, donde los ingenieros pueden ver el prototipo de un coche a tamaño real sin necesidad de fabricar y ensamblar realmente las piezas, o donde se puede visitar una vivienda sin necesidad de disponer de un piso piloto o de haber empezado las obras.


¿ERES UN PROVEEDOR DE SOLUCIONES TIC
Y QUIERES APARECER EN ESTE PORTAL?


¿ERES UNA EMPRESA Y NO ENCUENTRAS LO
QUE ESTÁS BUSCANDO?


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe, cada dos semanas, todas las novedades sobre las tecnologías de la información para empresas.

PATROCINADORES

COLABORADORES